Colabora con Nosotros

Ayúdanos a mantener y mejorar este Blog, solo te pedimos que hagas clic en la publicidad.

Buscar en este blog

10 de noviembre de 2012

Unos 150 trabajadores de CEMEX protestan en Toledo ante el "desmantelamiento" de la cementera de Castillejo


Unos 150 trabajadores de CEMEX se han manifestado en Toledo contra el "desmantelamiento" que la cementera tiene en Castillejo, en la localidad toledana de Yepes. Los manifestantes llevaban pancartas en las que se podía leer "CEMEX traiciona a sus trabajadores y a sus familias" y han gritado consignas como "Manos arriba, esto es un atraco".
En declaraciones a los medios, el secretario regional de la Federación de Metal, Construcciones y Afines (MCA) de UGT, Carlos Duque, ha indicado que CEMEX quieren suprimir 71 puestos de trabajo de los 116 de los que consta la fábrica de Castillejo y parar los hornos, alegando que ha disminuido la producción.
Sin embargo, ha afirmado la fábrica de CEMEX en Castillejo es productiva y da beneficios porque está "estratégicamente" colocada en el centro de la Península y distribuye a Castilla-La Mancha, Madrid, el sur de Castilla y León, Extremadura y el norte de Andalucía.
"Tiene un círculo muy bueno para la producción y venta de cemento", ha indicado el sindicalista, quien ha añadido que no entiende la política de la empresa de "desmantelar" la fábrica que tiene en Castillejo.
Duque sospecha que se ha llegado a esta situación porque la red de cementeras de España "se ha repartido el pastel" para dividirse la producción y las ventas, en cada uno de los puntos en los que tienen presencia en el país.
Reunión con administraciones y políticos
De otra parte, ha indicado que ya han mantenido reuniones con la consejera de Empleo y Economía, Carmen Casero, el presidente de la Diputación, Arturo García-Tizón, o el secretario provincial del PSOE, Álvaro Gutiérrez.
Así, ha explicado que se ha solicitado a los gobierno regional y provincial "que abran el abanico" para inyectar a la obra pública más dinero porque "es la gran consumidora de cemento". "Con eso la empresa no tendría el discurso que tiene para cerrar la fábrica", ha agregado.
A preguntas de los medios, ha señalado que en las reuniones ha habido "buenas palabras" y las administraciones se han comprometido a reunirse con la empresa, aunque ha lamentado que no se hayan comprometido a cambiar la política de empleo en el país, "que no está funcionando", ha concluido.

Fuente: 20minutos.es

Información del contenido